10

Cuando empezaron los viajes espaciales, los científicos de la NASA se encontraron con el problema de que la tinta de los bolígrafos no funciona en la gravedad cero, Paul C. Fisher dueño de una compañía de bolígrafos  recibió apoyos económicos del gobierno y privados para investigar y crear un instrumento que no se viera afectado por las condiciones del espacio.

Después de años de investigación y millones de dólares gastados, en 1965 salió el Space Pen, un bolígrafo que emplea cartuchos de tinta presurizados y que puede escribir en gravedad cero, bajo el agua o sobre superficies húmedas o con grasa, escribe en cualquier ángulo y bajo muchos tipos de temperaturas.

10

La bola en la punta es de Wolframio y evita cualquier fuga, en la NASA estaban orgullosos y felices ya que sin duda los cientos de millones de dólares gastados en investigación y  producción habían valido la pena, años después le preguntaron a los cosmonautas rusos cómo había solucionado la agencia soviética el problema de los bolígrafos en la gravedad cero, ellos respondieron sencillamente: “Llevamos un lápiz”.

Desde entonces la NASA niega que ellos financiaron el proyecto y que la Fisher Space Pen Company pagó todo el dinero de la investigación sin que ellos tuvieran algo que ver.

7

Compartir →