En 2004 Oliver Stone llevó a la gran pantalla la vida de Alejandro III de Macedonia, un hombre cuyas hazañas fueron tan grandes que ha pasado a la historia como Alejandro El Grande o Alejandro Magno.

La película decepcionó a todo mundo, especialmente a los conocedores de la historia, pero ¿Por qué?, la película es arriesgada y visualmente atractiva y a pesar de las grandes inconsistencias históricas que caracterizan las películas basadas en hechos reales, algunas han logrado tener mucho éxito, ahí está 300 que distorsiona todo lo sucedido en la batalla de las termópilas y aún así fue amada por muchas personas.

9

Pero algo pasa con Alejandro que ninguna de las películas que se han hecho de su vida han tenido éxito o han sido aceptadas por el público y es que pareciera que ninguna obra puede plasmar la grandeza de Alejandro, pero ¿quién fue Alejandro III de Macedonia? ¿Fue un héroe, un villano, un enfermo de poder, o una persona sumamente sumamente ingeniosa y dispuesta a triunfar? Tal vez fue todas y más pero lo menos que merece Alejandro es ser juzgado con los ojos de su época y no con los de nuestro tiempo.

Así que veamos quién fue Alejandro Magno y qué tan lejos está de lo que el cine nos intentó mostrar.

7

Alejandro nació en Pella, Macedonia el 20 o 21 de julio del año 336 a.C. fue hijo del Rey Filipo y de Olimpia de Epiro, una mujer extranjera de la que no se sabe mucho y lo poco que se sabe es lo que ha difundido Casandro, un hombre que fue su mayor enemigo y se encargó de difundir la leyenda de que era una mujer violenta, neurótica y supersticiosa.

Oliver Stone se quedó con esa superficial imagen y nos muestra en pantalla un insulto a la verdadera Olimpia, una mujer cuyo verdadero nombre era Políxema, al casarse se cambió el nombre a Myrtale y en honor a la victoria de su esposo en Olimpia y debido a que ese mismo día nació su primer hijo, se cambió el nombre a Olimpia.

6

Es verdad que ella era una mujer inteligente y ordenó asesinar a rivales políticos, pero es importante recordar que ningún rey de Macedonia llegó a viejo, todos fueron asesinados por otro que les arrebataron el poder ( A excepción de Alejandro Magno).

Por su parte, el padre de Alejandro era el rey Filipo II ,  un gran estratega militar que era descendiente de Telemo, y que según la tradición fue el tataranieto de Hércules, por su parte Olimpia era descendiente de Neptólemo, Hijo de Aquiles y Deidamia.

Así pues nació el mítico Alejandro, descendiente por parte de madre del legendario Aquiles y por parte del padre de Hércules, y que además sería educado por Leónidas y Aristóteles. El día de su nacimiento en la capital de Macedonia se tuvieron noticias de tres grandes triunfos, el rey obtenía una victoria a carro, y sus generales ganaron el sitio de una ciudad portuaria y contra los ilirios, Tres victorias el día del nacimiento de Alejandro eran un gran Augurio que nunca se había visto y según se interpretó en su tiempo, el bebé sería una persona muy grande.

5

¿Cómo era Alejandro físicamente?

4

Colin Farrell quien interpretó a Alejandro en la versión de 2004 dista mucho del verdadero Alejandro, mientras que Colin mide casi un metro ochenta, el verdadero Alejandro era bastante pequeño para la estatura media de la época, un metro sesenta para ser exactos, tenía el hábito de inclinar levemente la cabeza hacia el lado derecho, los historiadores lo describen como una persona hermosa de cutis blanco y cabello ondulado de color castaño y ojos heterócromos, es decir que eran de diferentes colores (El izquierdo era café y el derecho gris).

3

Aunque su educación fue dirigida durante su niñez por un maestro macedonio de nombre Leonidas y después por Lisímaco, un maestro de letras que le apodaba cariñosamente “Aquiles”, fue a los 13 años cuando conoció a la persona que le daría clases de historia, botánica, política, elocuencia; Aristóteles, aquél que fuera discípulo de Platón que a su vez fue discípulo de Sócrates.

3 años estuvo bajo la tutela de Aristóteles y a su regreso a la capital su padre le encargó tareas políticas, y con apenas 16 años dirigió a la caballería macedónica en la batalla de Queronea y fue nombrado gobernador por sus hazañas.

Desde niño mostró que era muy activo, enérgico, sensible y ambicioso, Aristóteles una vez le aconsejó esperar a ser más grande para participar en batallas, “Si espero perderé la audacia de la juventud”, le respondió Alejandro, después participó en detener una revuelta armada que se alzaba contra su padre.

2

Existen muchas anécdotas que cuentan la personalidad de Alejandro, pero la más famosa es la de Plutarco en la que cuenta que un día el rey Filipo II compró un majestuoso caballo que nadie podía domar, Alejandro se dio cuenta que el caballo se asustaba con su propia sombra y le alzó la cabeza al sol para montarlo, su padre asombrado por su ingenio le dijo: “Hijo mío, búscate otro reino pues Macedonia es demasiado pequeña para ti”.

1

Filipo II se volvió a casar con la hija de un poderoso noble Macedonio de nombre Átalo, ese hecho hizo que hubiera mucha tensión entre Alejandro y su padre aunque la verdad Filipo nunca dio muestras de no querer que Alejandro siguiera siendo su heredero al trono, de hecho invirtió bastante en él pero aún así el nuevo matrimonio de su padre puso tensión en la relación.

El día de la boda Átalo, el nuevo suegro del rey propuso un brindis en el que rogaba que la pareja pronto diera a luz a un heredero totalmente macedonio y legítimo al trono, haciendo alusión a que la madre de Alejandro era extranjera y por lo tanto Alejandro era medio macedonio y medio epirota.

Alejandro explotó y le lanzó una copa gritándole “¿Y yo que soy? ¿un bastardo? Filipo trató de poner orden y se puso de lado de su nuevo suegro cosa que molestó a Alejandro quien siguió retando a su padre argumentando que él había sido ofendido, entonces Filipo se levantó amenazadoramente para ir hacía su hijo con la espada desenvainada pero debido al vino tropezó.

0

Alejandro se burló de él y dijo ante la mirada y el silencio de todos los presentes “Oh macedonios, éste es el que les prometió cruzar Asia y no es capaz de cruzar de un lecho a otro sin caerse”, eso le valió la ira de su padre y Alejandro fue mandado al exilio por orden de su padre.

Continuará…

Etiquetado con →  
Compartir →