El mundo católico celebra el 6 de enero, como el día en que tres Reyes Magos, que venían de oriente, presentaron, con regalos de riqueza simbólica, al recién nacido, Jesús de Nazareth.

El relato que ha llegado hasta nuestros días se fue mezclando con añadidos, sumándose a la historia con el transcurrir de los siglos

A continuación, te presentamos 10 datos que probablemente no conocías de los Reyes Magos.

 

10. La historia surge del Evangelio de San Mateo

El único evangelista que habla de los Reyes Magos es San Mateo. Menciona que pasaron primero  por Jerusalén, donde se encontraron con Herodes y le preguntaron por el “Rey de los judios“:

“Hemos venido de Oriente siguiendo una estrella, para adorarlo”, le explicaron.

Alarmado, Herodes consultó a sus sacerdotes, quienes le indicaron que según una profecía, el mesías nacería en Belén; así que pidió a los magos que cuando lo encontraran, le avisaran para ir a adorarlo.

En sueño,s a los magos les fue revelado que la verdadera intención de Herodes era asesinar al recién nacido, así que de vuelta a su tierra, evitaron pasar por Jerusalén.

Los Reyes Magos vieron al niño recién nacido:

“Entraron en la casa, encontraron al niño con María, su madre, y postrándose, lo adoraron; luego, abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra”, relata Mateo.

 

9. No eran Reyes

La palabra “mago” empezó a tener una connotación negativa en la edad media, aunque en muchas ocasiones se utilizaba para referirse a los hombres sabios.

Por su relación al paganismo, durante la Edad Media se mencionó que eran Reyes de Oriente.

 

8. Nunca se menciona que fueran tres

Se cree que fueron tres porque la Biblia menciona tres tipos de regalos, sin embargo, por mucho tiempo se dijo que fueron 12 los magos que fueron a adorar al niño con regalos, pero a ciencia cierta, no hay forma de asegurar la cantidad exacta.

El número se estabilizó en tres por su significado simbólico con la Trinidad (Padre, Hijo y Espíritu Santo)

 

7. No se llamaban Melchor, Gaspar y Baltasar

Si no se sabía el número exacto, mucho menos sus nombres. No hay crónicas del nombre de los magos, sino que fue en el siglo VI cuando se mencionan por primera vez.

Jacobus de Voragine cuenta en su obra, La Leyenda Dorada, publicada en el siglo XII, el origen de la leyenda. Hace un recuento de todos los santos y santas e incluye a los tres Magos de Oriente:

“El primero de los magos se llamaba Melchor, era un anciano de pelo blanco y larga barba. Obsequió el oro al Señor como su rey, porque el oro significa la realeza de Cristo. El segundo, llamado Gaspar, joven, sin barba, rojo de tez, rindió a Jesús, a través del incienso, el homenaje a su divinidad. El tercero, de rostro negro, luciendo toda barba se llamaba Baltasar; la mirra en sus manos recordaba que el Hijo debía morir”.

 

6. Tienen otros nombres

En latín, los Reyes Magos se llaman Apellus,  Amerius y Damascus. En hebreo, Galgat, Malgalat y Sarathin. Y en griego Caspar, Balthasar y Melchior.

 

5. El relato simboliza el paganismo rindiéndose ante el cristianismo 

Se dice que se escogió que fueran 3 reyes de los 3 continentes conocidos (Europa, Africa y Asía) para simbolizar que los paganos acudían a reconocer a Jesús.

 

4. ¿Hubo un Rey Mago brasileño?

Es curioso que en la catedral de Viseu en Portugal se ve a un cuarto Rey Mago, un aborigen brasileño llevando regalos a Jesús, aunque probablemente el simbolismo sea el mismo que en el punto anterior, un rey mago del nuevo continente aceptando el cristianismo.

 

3. Los restos de los Reyes Magos están en Alemania 

En la catedral de Colonia se encuentran, desde hace más de 850 años, los supuestos restos de los Reyes Magos, de hecho, la iglesia fue construida para albergar las reliquias de estos tres personajes.

 

2. El 6 de enero era más importante que la Navidad

En algunos lugares de oriente, el día de la Epifanía era más celebrado que la Navidad, porque ese día, Cristo se presentó ante los hombres.

 

1. Cada uno de los Reyes representa una etapa de la vida del hombre

Cada uno de los Reyes Magos representa 3 etapas en la vida del hombre, la juventud, la adultez y la vejez.

 

Compartir →